¿Cómo preservar el capital invirtiendo en renta variable? Philippe Brugere-Trelat, vicepresidente ejecutivo y gestor del Franklin Mutual European, de Franklin Templeton Investments, y John Arnhold, presidente y director de Inversiones, First Eagle Investment Management, debaten sobre las mejores oportunidades en renta variable. 

“Nosotros no manejamos la volatilidad porque esto es un outcome (algo que se produce ajeno a la gestión) y el riesgo para nosotros no viene representado por la volatilidad, sino por la posibilidad de perder dinero y eso es lo que tenemos que evitar”, afirma Brugere-Trelat.

Ambos gestores aseguran que no es más difícil ahora manejar una cartera que antes de la crisis. “Siempre ha habido riesgos en el mundo”.

“En teoría sabemos que vamos a cobrar los préstamos concedidos al gobierno”, afirma el gestor de Franklin Templeton Investments.

“Nosotros diversificamos la cartera. Nos gusta ampliar el spread de riesgo. Tenemos alrededor de 60 compañías en nuestra cartera francesa”, asegura John Amhold.

“Tratamos de evitar compañías que tengan una gestión extremadamente agresivas porque pueden llevar a problemas posteriormente”, apunta Brugere-Trelat.

Recuerdan los gestores la importancia de los dividendos, “un signo de salud y buena gestión financiera y del flujo de caja”.


Cuál es el papel de la liquidez
“Nosotros siempre hemos dicho que lo que ha cambiado únicamente es que las compañías ya no pagan al accionista con toda la liquidez de que disponen. Para nuestras inversiones, la liquidez tiene que estar probada y es el primer paso para garantizar un buen balance”, comenta Brugere-Trelat.

“No tenemos calculada científicamente cuál es el nivel correcto de cash para las compañías, pero es importante”, mantiene Arnhold en la misma línea que su colega.

¿Es más difícil predecir ahora mismo los flujos de capital que en el pasado? “Miramos lo que ha hecho la compañía, cómo se comportará ante diferentes circunstancias basado en transacciones,negocio, etc.”.

“Haya mucha gente que no quiere alejarse demasiado de la manada a la hora de invertir. Pero, desde nuestro punto de vista, si tratas de invertir a largo plazo y no dejarte llevar por movimiento de la bolsa diarios es mejor. Ese es el consejo que se deben llevar a casa”.


Perspectivas de futuro en la bolsa
“Dependerá de dónde se encuentre la inflación, pero el crecimiento económico no existe y los tipos se mantienen a cero, un crecimiento en la bolsa del 5% es óptimo”, afirma Brugere-Trelat.

Es momento de pensar “en inversiones a largo plazo”, afirman. “Alguien que pueda tomar ventaja de la volatilidad y que vea la oportunidad de ver cómo mejora la valoración y calidad de las compañías. Es probablemente el mejor camino de preservar las ganancias”.

“Poner dinero en un índice es una posición muy arriesgada. Pero si miras a las enseñanzas de Warren Buffet, de donde nosotros venimos, es más fácil conseguir ganancias en base a una inversión a largo plazo”.

“Lo que vemos desde Europa es un crédito muy pobre”. Además del viejo continente, vía compañías “tenemos mucha exposición a países emergentes”. De hecho, asegura que  "el mayor riesgo es el miedo y la incertidumbre" para una cartera europea. "Las políticas de austeridad llevadas a cabo por los políticos europeos" provocan miedo. 

Preguntado por las tecnológicas estadounidenses, Arnhold pone el ejemplo de Apple, como ejemplo de “paso de crecimiento por acción a valor de compañía”. “Sabíamos que no tenía deuda, que pagaba dividendos especiales incluso gracias a su flujo de caja. Incluso si no crean un nuevo producto, tienen suficientes ventas con los productos actuales que están en mercado”.

Brugere-Trelat reconoce tener una diferente visión de la compañía. “El mercado considera que Apple ofrece mejor crédito que el propio Gobierno estadounidense”.

Tenemos, asimismo, “muy poca exposición al sector financiero, ni estadounidenses siquiera. No son una excepción”. Arnhold reconoce que cuando se observa en las carteras un “sobreponderar” sector financiero “se refiere principalmente al sector asegurador”.

“Estamos un 99% seguros de que se debe invertir en el norte de Europa”, afirma. “Tienen muy buenas compañías, multinacionales, buenos múltiplos. Todavía tratamos de encontrar oportunidades aquí”.


España, ¿ven oportunidades aquí?
“No tenemos muchas inversiones aquí, pero sí creemos que hay buenas compañías”. Es el caso, según mencionan de Repsol, “aunque todavía no han encontrado mucho valor para lanzarnos a comprar”.


Oro
la inversión en oro se debe a dos razones principalmente: “es posible que el oro ofrezca algo de protección frente a la calamidad del sector financiero y, además, cobertura de moneda a tenor de las inyecciones de liquidez de los bancos centrales en las economías. Tenemos oro en la cartera”.


Japón
“Hemos encontrado muy buenas compañías en Japón. De hecho, estamos haciendo trading a precios muchos más bajos que los de Estados Unidos. Nuestra posición se ha incrementado a lo largo de los últimos 7 años. ¿Puede funcionar cuando al mercado parece gustarle?”, se pregunta Brugere-Trelat en relación al programa del BoJ. “La moneda es sujeto para ser atacado”.

Arnhold afirma no estar “demasiado entusiasmado con Japón”. Eso sí, destaca sus índices y su evolución. “Opto por dar un paso atrás y preguntarme por la evolución de las compañías”.


¿Algún error confesable?
“Hemos cometido más errores que aciertos, sobre todo, en términos de perder oportunidades. Hay uno en particular que me duele especialmente y fue dejar pasar la inversión en un negocio hotelero en Suiza”, afirma Brugere-Trelat.

En lo que respecta a Arnhold reconoce haber cometido muchos, “como invertir en acciones erróneas. Otro muy común es pensar en que compraré o venderé mañana y dejar pasar el tiempo”.