Repsol obtuvo un beneficio neto de 2.121 millones de euros en 2017, un 22% más que los 1.736 millones que logró en 2016, lo que supone el mayor resultado neto de los últimos seis años, según ha indicado la petrolera gracias a la fortaleza de sus negocios y sus planes de eficiencia, en un escenario de precios bajos de las materias primas.

En un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV)Repsolha informado de que su modelo de negocio integrado facilitó que la compañía afrontase de manera satisfactoria la coyuntura y aprovechase la leve recuperación de los precios del crudo y del gas a partir de junio.

El beneficio neto ajustado, que creció un 25%, hasta los 2.405 millones de euros, frente a los 1.922 millones de 2016.

 El resultado del área de Upstream se situó en 632 millones de euros, 12 veces el obtenido en el ejercicio anterior.  A este aumento contribuyeron las medidas adoptadas en su plan de sinergias y eficiencias, el reinicio de la actividad en Libia y la subida de los precios internacionales de referencia.

En cuanto al Downstream, el resultado, de 1.877 millones de euros, se mantuvo en línea con los de ejercicios anteriores, lo que referencia a esta división de negocio como gran generador de caja de la compañía.

Durante el año, las áreas de refino, marketing, trading y gas & power y perú aumentaron sus resultados, el área de Lubricantes incrementó sus ventas y el área de Química mantuvo la robustez de los dos últimos años.

 

En 2017, el ebitda de Repsol subió un 29% hasta los 6.723 millones, lo que supone el mejor dato del último quinquenio.

Paralelamente, la compañía redujo su nivel de deuda un 23%, hasta situarla en 6.267 millones de euros al cierre del ejercicio.

La ejecución del programa de sinergias y eficiencias generó cerca de 2.400 millones de euros de ahorro, con lo que Repsol batió las expectativas y superó un año antes de lo previsto el objetivo que se había fijado para 2018 en el Plan Estratégico, que era de 2.100 millones de euros.

Según Repsol, todos estos datos tuvieron su reflejo en la capitalización bursátil. La acción de Repsol experimentó una revalorización anual del 10%, que se eleva hasta el 46% en los dos últimos ejercicios.

 

Repsol: venta del 20% de Gas Natural

La compañía ha destacado que una vez cerrado el ejercicio, el 22 de febrero de 2018, Repsol llegó a un acuerdo con Rioja Bidco Shareholdings, una sociedad controlada por fondos asesorados por CVC, para la venta de su participación del 20,072% en Gas Natural, por un importe total de 3.816.314.502 euros, equivalente a un precio de 19 euros por acción. La plusvalía generada para Repsol ascendería, aproximadamente, a 400 millones de euros.

Los indicadores técncios de Repsol dan a la compañía una puntuación de 5 sobre 10, al considerar que se encuentra en fase de consolidación, con una tendencia bajista en el medio plazo pero alcista en el largo. La volatilidad en ambos casos es decreciente.