Repsol alcanzó una producción en el primer trimestre de 727.000 barriles equivalentes de petróleo al día, lo que supone un incremento dle 1,6% respecto al trimestre anterior y un 4,9% más que en el mismo período del año anterior, según sus estimaciones iniciales. Una cifra que representa un nuevo récord de producción trimestral para la compañía y se sitúa en línea con el objetivo del grupo para 2018 de una producción por encima de los 700.000 barriles diarios.

En estas cifras, la aportación de proyectos como Juniper, MonArb, Reganne, Kinabalu y la mayor producción del grupo en países como Libia son los grandes impulsores en los tres primeros meses de 2018. Un período en el que la prodcución de Repsol se incrementó en Europa, África y Brasil un 14,3% respecto al cuarto trimestre de 2017 mientras que cayó en Norteamérica (-0,8%), Latinoamérica y Caribe (-2%) y Asia y Rusia (-2,2%).

Por otra parte, el grupo cifró en 66,8 dólares el precio medio del barril de crudo Brent en este trimestre, un 9% más que el precio del trimestre anterior y un 24,4% más que el precio del primer trimestre de 2017.

En lo que respecta al Dowstream, el margen de refino en España se colocó en los 6,6 dólares por barril, un 4,3% menos que en el cuarto trimestre de 2017 y un 7% menos que en el primer trimestre del ese año. Es indicador, "ligeramente por debjao dela previsión en torno a los 6,8 dólares prevista por la petrolera para 2018, se vio afectada por la parada programada de mantenimiento en la refineria de Puertollano", recogen los expertos de Link Securities.

Por otro lado, la petrolera anunció la convocatoria de Junta General Ordinaria de accionistas que se celebrará el próximo 11 de mayo de 2018. En esta junta, la compañía ha fijado como punto del orden del día y en materia de retribución al accionista  una ampliación de capital con cargo a reservas voluntarias procedentes de beneficios no distribuidos, en sustitución del dividendo complementario del ejercicio 2017, equivalente a una retribución de 0,50 euros brutos por acción. La compañía tiene previsto incrementar la ampliación de capital liberada durante los próximos mess de junio-julio de ste año y que el último día de negociación de las acciones de Repsol con derecho a participar en el Programa REpsol Dividendo Flexible sea el próximo 15 de junio de 2018.

Los expertos de Bankinter consideran que la producción de hidrocarburos es muy alta, manteniéndose por encima de los 700.000 barriles equivalentes de petróleo/día. Sin embargo, su impacto en el resultado operativo de Upstream será menor a lo esperable, debido a la debilidad del dólar en el primer trimestre 2018: euro/dólar primer trimestre 2018 1,2282 (vs. 1,065 en primer trimestre 2017).  La unidad de refino: se verá penalizada por la parada técnica de la refinería de Puertollano (17,2% de la capacidad instalada) y por la caída en el diferencial entre gasolinas y Brent. En el 2T, adelantaron que los márgenes de refino han llegado a superar los 8 dólares/barril, nivel extremadamente alto. Química: trimestre flojo en precio y volúmenes. Denominador común del sector. Sin embargo, en Repsol se une la parada de mantenimiento de la planta de Tarragona. En conclusión, no hay que ser muy optimista con los resultados del primer trimestre afectada por factores negativos (paradas técnicas) no recurrentes.

Los títulos de la petrolera suben más de un 1% en la apertura y se colocan por encima de los 15,12 euros. Tal y como expresa Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión la compañía ha logrado resolver al alza niveles de resistencia significativos de medio plazo, como son la de 14,83 euros y los 14,28 euros, tras desarrolar un impulso en favor de las compras a partir también de niveles de referencia técnicos, como es el soporte de 13,73-13,67 euros. "Estos niveles  delimitan un proceso de consolidación que permite frenar el deterioro protagonizado por las ventas a partir de los 16,02 / 15,645, manteniendo intacta la viabilidad de la estructura creciente de largo plazo". En este entorno, la aparición de divergencias positivas en el oscilador MACD, a lo largo de la formación del proceso de consolidación citado, así como la activación de señales de compra de medio plazo en el mismo oscilador, activan un potencial al alza hasta, precisamente, el área de resistencia de los 16,02 / 15,645. (Ver: Repsol rompe al alza su proceso de consolidación)