El presidente del grupo Repsol YPF, Antonio Brufau, estableció hoy la fecha del primer trimestre de 2008 como la de inicio de las obras de la planta de coque (producto utilizado en los hornos de las cementeras) de la localidad vizcaína de Muskiz. La inversión se ha elevado hasta los 752 millones, frente a los aproximadamente 600 millones inicialmente previstos. Brufau indicó que, "seguramente", se trata de la inversión más importante que se ha acometido en Euskadi en los últimos años. "Esto hace cinco años ¿cuánto sería?, pues seguramente estaríamos hablando de la mitad", señaló. El presidente de Repsol manifestó que los procesos de obtención de permisos son "laboriosos" en todo el mundo y destacó que, en este momento, los trámites para el desarrollo de este proyecto están en el Ministerio de Industria y, posteriormente, deberá pasar al Ministerio de Medio Ambiente.