Estos mismos medios habian añadido que Sacyr, el principal accionista de Repsol, manifestó su oposición, mientras que Criteria y Pemex respaldaron el recorte. "La sugerencia era el punto de partida para una discusión y no una propuesta formal", dijo un portavoz de Repsol.

Una portavoz de Sacyr no quiso hacer comentarios al igua que su homóloga en Criteria. "Esta bajada estaría dentro del rango de lo que estaría descontando el mercado actualmente", dijo el broker Banesto en una nota a sus clientes.

Repsol anunciará sus resultados del tercer trimestre este jueves y los analistas esperan una caída del beneficio neto del orden del 50 por ciento entre julio y septiembre. "La bajada de dividendos dentro del complicado entorno actual, junto con la importante reducción de cashflow a lo largo de este año, y además teniendo en cuenta su fuerte plan de inversión nos parecería lo más acertado", dijo Banesto aunque agregó que para Sacyr, este potencial cambio de criterio de retribución mostraría posibles tensiones en el accionariado y el riesgo financiero de su inversión.

Sacyr compró el 20 por ciento de Repsol en 2006 por unos 6.500 millones de euros. Según Banesto, las potenciales minusvalías de esta inversión de Sacyr rondaban los 2.000 millones de euros.

En la bolsa, las acciones de Respol subían esta mañana un 0,92 por ciento a 18,67 euros mientras que el Ibex-35 ganaba un 1,1 por ciento. Sacyr avanzaba un 0,44 por ciento.