La compañía ha superado todos los objetivos marcados en el plan 2016/20, por lo que ha anunciado que actualizará su estrategia en un Día del Inversor el próximo 6 de junio.

Los principales puntos de atención en el nuevo plan de Repsolserán sus objetivos marcados de cara a 2020 y el uso de los fondos obtenidos con la venta del 20% de Gas Natural.

Como anticipo, la compañía ya ofreció las guías básicas entre las que destacaban en Upstream un incremento de los márgenes, aunque con cierto crecimiento en volúmenes; en Downstream mantener el liderazgo en márgenes en Refino y Petroquímica y con posibilidades de expansión en Marketing, GLP y Gas&Power.

La compañía podría verse beneficiada por la IMO 2020, que se trata de una nueva regulación sobre el transporte marítimo que entra en vigor en 2020 y según la cual hay que reducir los niveles máximos permitidos de sulfuro y otros contaminantes usados en los combustibles marinos, por lo que la elevada conversión de las refinerías de Repsol  le situa en buena posición de partida. En cuanto a eficiencias, una vez superados los objetivos 2018, la siguiente fase pasa por la digitalización, esperando un aumento de 300 millones de euros en CIF libre para 2020, según informa Renta 4.

La petrolera mantendrá también la flexibilidad financiera, con el objetivo de asegurar el grado de inversión. Consieran adecuada una DN/EBITDA en torno a 1,1x, en línea con las competidoras europeas. Uno de los focos de atención estará en el posible destino de los fondos obtenidos con la reciente venta del 20% de Gas Natural a CVC-Alba por 3.816 millones de euros. El destino estará más orientado a crecimiento orgánico, aunque podría entrar en nuevos negocios de gas con el objetivo de seguir reduciendo la huella de carbono. El objetivo último de la compañía es transformar en EBITDA el dividendo que antes percibían de Gas Natural que llega a los 300 millones de euros al año.

Renta 4 recuerda que la Guía 2018 que proporcionó la petrolera, incluía un capex orgánico de 3.400 millones de euros, con un crecimiento en torno al 10% con respecto al año 2017, un aumento de producción de más de 700.000 barriles por día, un margen de refino superior a 6,4 dólares por barril y un incremento de dividendo hasta 0,90 euros por acción con cargo a 2017. Se prestará especial atención a la guía sobre dividendos futuros: no se descarta recuperar a medio plazo el nivel de 1 euro por acción que se abonaba antes de la compra de Talisman, especialmente si se identifican inversiones atractivas.