Renta 4 considera que el anuncio de la compañía de que ha iniciado un proceso de prospección del mercado para incorporar un socio minoritario a su filial de concesiones, incrementa la incertidumbre del grupo en el corto plazo. 

Renta 4 ha comunicado que valora positivamente que la compañía esté tratando de dar mayor transparencia a su actividad pero, al anunciar la operación antes de que se haga efectiva, considera que se incrementa la presión sobre la cotización, aumentando además considerablemente el riesgo de ejecución.

La firma ha explicado que la idea de OHL es vender entre un 25% y un 40% del equity de la filial con el fin de reforzar su potencial de inversión, y así hacer más asequibles los requerimientos de capital de los grandes proyectos greenfield en Latinoamércia. Además, con los fondos que se obtendrían en la operación, busca acelerar la reducción de deuda con recurso que permita mejorar el rating de la compañía

Otro motivo para la venta, según palabras del CEO de OHL, sería la puesta en valor de la filial que, bajo su punto de vista, la cotización de la compañía no está recogiéndolo correctamente.

Sin haber concretado el precio de la operación, OHL afirma haber recibido el interés de distintos inversores en una división que valoramos en el entorno de los 1.500 millones de euros de equity, con lo que podría recibir importes entre 350 y 600 millones de euros. Renta 4 ha recordado que la deuda neta con recurso a cierre del primer trimestre de 2017 alcanzó 993 millones de euros.

Esta operación se hará en paralelo a OPA anunciada sobre OHL México por el fondo IFM, y la política de dividendos será consensuada con el nuevo socio.

La compañía espera que la operación esté cerrada antes de fin de año, y seguirán con ella adelante aunque el proceso de OPA en OHL México no se complete con éxito.