Renren se convirtió el miércoles pasado en la primera red social en salir a bolsa, adelantándose a Facebook, Twitter o LinkedIn, entre otras. Sus acciones experimentaron una subida de más del 28% el primer día, llegando a los 18 dólares.

Creada en 2005 por unos universitarios –como Facebook, ha sido la primera red social que cotiza en la bolsa de Nueva York. El pasado miércoles sus acciones abrieron en 14 dólares, llegaron a ascender hasta un 71% -aunque más tarde bajaron- y recaudaron un total de 743 millones.

Renren se ha adelantado a Facebook, LinkedIn o Twitter y está valorada en 5000 millones de dólares; no obstante, no es rentable a día de hoy. La espectacular escalada del primer día solo se puede explicar por la euforia que se vive ahora mismo con las redes sociales. Pero, ¿realmente vale tanto? ¿Estamos ante el bluf de las redes sociales, como ocurrió con las puntocom?

A su favor, la red social asiática tiene varios aspectos a destacar: el poder de crecimiento de China, su mercado potencial, la procedencia de sus ingresos y que Facebook tiene vetada la entrada en la república popular.

China tiene una población de más de 1.330 millones. Unos 457 millones tienen acceso a Internet, de los cuales, 210 millones usan las redes sociales, lo que significa que todavía queda mucho mercado por conquistar.

A este grandísimo mercado que todavía está virgen, hay que sumarle que Renren tiene a su favor que Facebook no puede entrar en China. Esto aumenta sus posibilidades de expansión por el mercado chino. Sin embargo, el bloqueo de Facebook parece ser que no va a ser durante mucho tiempo. El año pasado Mark Zuckerberg “pasó unas vacaciones” en el país y, además, hace un mes se anunció que podría haber llegado a un acuerdo con el buscador Baidu para crear una red social en China.

El último elemento positivo de Renren es que sus ingresos proceden no solo de la publicidad, sino también de sus juegos.

A pesar de que Renren cuenta con varios aspectos favorables, las dudas también la rodean. En febrero de este año anunció que contaba con 160 millones de usuarios registrados. Tan solo dos meses después modificaba este dato y rebajaba el número en 100 millones.

A día de hoy, la red social no es rentable. Ante las sospechas sobre su elevada valoración y su rentabilidad respondió su director ejecutivo, Joseph Chen, diciendo que “será rentable en el futuro” y añadió que la salida a bolsa es “un gran momento para Renren. Esto validará su posición como plataforma líder de red social en China”.

Renren también podría estar favoreciéndose de la situación actual que viven las redes sociales. Y es que, como comentan desde Renta 4, el mercado de las redes sociales “es un mercado difícil de valorar”.

No está claro el modelo de negocio de las redes sociales. Unos apuntan la audiencia, mientras que otros la publicidad. No obstante, lo que parece obvio es que no solo los inversores están apostando por las redes sociales, sino también las grandes empresas, como Goldman Sachs, que entró en Facebook, disparando su valoración hasta los 50.000 millones de dólares.

De acuerdo con IG Markets se están produciendo estos movimientos con sobrecoste, ya que se presupone que en el futuro “los beneficios van a crecer exponencialmente”. En relación con las semejanzas con la burbuja de las puntocom, apuntan que la situación actual “se parece” pero que “los dominios de la red eran algo intangible, mientras que ahora es algo mucho más material”.

Siete días después de que Renren iniciara su andadura por la bolsa neoyorquina, cotiza en 13,31 dólares y retrocede con fuerza, un 9,76%.


Fuente: Bloomberg