El fabricante automovilístico francés tuvo 2.943 millones de euros de beneficio el pasado año, una reducción del 14,8% respecto a 2005 que se debió sobre todo a una menor aportación de su filial Nissan, pero también al deterioro de los resultados operativos. Las empresas asociadas aportaron en total 2.260 millones de euros a los resultados de Renault en 2006, frente a los 2.597 millones del ejercicio precedente a causa del descenso de Nissan, que supuso 1.871 millones en lugar de 2.275 millones.