El grupo automovilístico francés Renault producirá en su planta de motores de Valladolid propulsores destinados al grupo alemán Daimler, en el marco del acuerdo estratégico suscrito por la corporación germana y la alianza Renault-Nissan.

La entente franco-nipona y Daimler pretenden colaborar en el ámbito de pequeños motores de gasolina y diésel de bajas emisiones, que Renault fabricará en la planta vallisoletana y en la factoría gala de Cléon para suministrarlos a Daimler.

El acuerdo a tres bandas comprende también el suministro de piezas mecánicas para la furgoneta Vito, que se produce en la planta de Vitoria, si bien en este caso las piezas serán fabricadas exclusivamente en las instalaciones de Cléon.