Reino Unido recortará sus pedidos del avión de transporte militar A400M, cuyo ensamblaje final se realiza en la factoría de San Pablo en Sevilla, desde los 25 iniciales hasta un total de 22 como parte del acuerdo de incremento del precio del contrato que se alcanzó con el consorcio EADS, según informa el Ministerio de Defensa británico en un comunicado. "Bajo el acuerdo revisado, Airbus Military entregará al menos 22 aviones", concreta la nota, en la que el secretario de Estado de Defensa, Bob Ainsworth, mostró su satisfacción por los progresos alcanzados en el programa, incluido el exitoso primer vuelo.