David Cameron, Primer Ministro de Reino Unido, ha dicho que el gobierno está considerando la posibilidad de bloquear redes sociales y los servicios de mensajería durante los violentos disturbios que están teniendo lugar en la isla, los más peores desde la década de los 80.

El gobierno está trabajando con la policía, los servicios de inteligencia y las compañías para ver si “está bien dejar a la gente sin comunicarse a través de estas páginas web y estos servicios cuando sabemos que están planeando violencia, desorden y criminalidad” ha dicho Cameron hoy en el Parlamento.

El Primer Ministro ha hecho referencia al servicio de Messenger de Blackberry como una de las herramientas empleadas por los alborotadores.

La policía ha dicho que están investigando el uso de los servicios de redes sociales como Twitter, Facebook y Blackberry Messenger. Tres personas han sido arrestadas por la policía en Southampton, sospechosas de haber utilizado estos servicios para fomentar los disturbios.

“Si intentas que la gente no se comunique, estás creando más problemas” ha explicado Jim Killock, director ejecutivo de Open Rights Group, una organización que promueve la libertad de prensa en Internet, según informa Bloomberg. “La gente está furiosa porque sus libertades están siendo amenazadas” ha añadido.

“Tácticas como el bloqueo de las redes sociales invitan a comparaciones con el derrocado presidente Mubarak” ha afirmado Daniel Hamilton, director de Big Brother Watch, un grupo de libertades civiles que aboga por la privacidad y la reducción de la supervisión del gobierno. “El gobierno de Reino Unido debe evitar la tentación de participar en el autoritarismo populista” ha dicho, haciendo referencia a los disturbios.

Todos los medios de comunicación sociales serán revisados, ha declarado el portavoz de Cameron, Steve Field. El gobierno está todavía investigando cómo de práctico y útil sería bloquear estos servicios y no ha llegado a ninguna conclusión, ha añadido Field.