A pesar de los esfuerzos gubernamentales para impulsar la reactivación del mercado crediticio, una encuesta publicada hoy por el Banco de Inglaterra muestra que durante el tercer trimestre del año el importe de las hipotecas a disposición de los ciudadanos se contrajo con respecto al trimestre anterior.