El Producto Interior Bruto (PIB) de Reino Unido creció un 0,4% en el primer trimestre, mientras que en términos interanuales la economía británica creció un 2,5%, según ha confimado hoy la Oficina Nacional de Estadística de Reino Unido. El dato de crecimiento trimestral registrado entre enero y marzo es el más bajo del país en los últimos tres años ante el empeoramiento de la crisis inmobiliaria, el descenso de la inversión empresarial y un debilitamiento de la producción industrial.