El Gobierno británico ha congelado los activos del fondo soberano libio.
Entre estos activos se encuentran participaciones del HSBC. El diario señala que se han congelado activos por valor de 2.000 millones de libras. Todos ellos pertenecientes al LIA, Libyan Investment Authority.