El endeudamiento público neto británico alcanzó en febrero 15.200 millones de libras (18.185 millones de euros), muy por encima de los 8.900 millones de libras del mismo mes del año anterior y los 8.000 millones de libras previstos por los analistas consultados por Bloomberg.
Cuando solo queda un mes para concluir el año fiscal, el Gobierno británico aún está bien posicionado para cumplir con su objetivo de endeudamiento para el ejercicio 2011-12, que ha fijado en 127.000 millones de libras (151.863 millones de euros).

En lo que va de año, la deuda pública británica se sitúa en 110.000 millones de libras (unos 131.000 millones de euros), con margen para lograr ese objetivo, indicó la ONS.

Esta cifra es inferior a los 118.900 millones de libras (142.234 millones de euros) del total de la deuda pública registrados durante los primeros 11 meses del ejercicio 2010-2011.

En total, la deuda neta del Reino Unido se sitúa actualmente en 995.0000 millones de libras (1,2 billones de euros).

Los datos desvelados hoy por la ONS suponen un contratiempo para el ministro británico de Economía, George Osborne, quien defenderá su programa de reducción del déficit en la presentación de los presupuestos generales.