La Audiencia Provincial de Madrid ha rechazado la recusación que Avalantransa presentó contra el titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, Pedro María Gómez Sánchez, en relación a la declaración de concurso de acreedores de Nozar. La Audiencia considera que Avalatransa actuó de "mala fe" con su recusación, con lo que le impone una multa de 5.000 euros y la obligación de pagar las costas del proceso. La resolución judicial, contra la que no cabe recurso alguno, devuelve al juez la tramitación sobre el proceso del concurso de acreedores de Nozar, dictado el pasado mes de septiembre.