La campaña que lleva adelante el británico Royal Bank of Scotland para vender algunos de sus activos asiáticos a Standard Chartered siguen en plena marcha, dijeron el martes fuentes cercanas a la negociación tras un reporte que indicó que estaban trabadas. Standard Chartered señaló que se encuentra en conversaciones por pequeñas adquisiciones en China e India por unos 200 millones de dólares. Fuentes familiares a la transacción sostuvieron que las negociaciones involucran las operaciones minoristas y de pequeñas empresas que el banco estatal RBS espera vender.