Royal Bank of Scotland registró pérdidas de 1.040 millones de libras en la primera mitad del año tras provisionar 7.520 millones de libras. Estos números rojos han sido superiores a los 827 millones que perdió en el mismo periodo del año anterior, pero han sido inferiores a los 1.100 millones de pérdidas que esperaban los analistas consultados por Bloomberg. La entidad ha nombrado director financiero al banquero americano Bruce Van Saun, que fue consejero delegado de Bank of New York Mellon hasta julio.