La prima de riesgo y los bonos soberanos se desploman ante la recuperación de la confianza. A pesar de la volatilidad que impide hacer afirmaciones categóricas, tanto el riesgo país como los bonos soberanos están relajándose a media sesión de manera considerable. La prima de riesgo se coloca en los 320 puntos básicos y bajando y el bono a diez años podría caer hasta el 5%.

En lo que respecta a la prima de riesgo ya desde esta mañana amanecía contenida. A esta hora cae un 8,2% y ha llegado a colocarse por debajo de los 320 puntos básicos gracias a la recuperación paulatina de la confianza sobre la capacidad de pago de España.

GRÁFICO SPREAD A DIEZ AÑOS ESPAÑA (FUENTE: BLOOMBERG)


En lo referido precisamente a la solvencia de nuestro país, está claro que, al menos, hoy los inversores vuelven a confiar en la capacidad de pago de España. Atrás quedan los días en los que el bono a dos años rozaba el tipo exigido al de diez en un claro ejemplo de que la desconfianza se centraba más bien en el corto plazo.


GRÁFICO BONO ESPAÑOLA A DOS AÑOS (FUENTE: BLOOMBERG)



A esta hora, las rentabilidades de nuestros títulos caen significativamente dentro del mercado de deuda. El bono a dos años, tras una caída del 7,3%, cae hasta el 3,39%; el bono a cinco años, con un desplome muy similar del 7%, se coloca con una rentabilidad del 4,3%, mientras que los títulos con vencimiento a una década están a punto de caer hasta el 5%. A esta hora registran una correción del 5,7% y colocan su rentabilidad en el 5,12%. No obstante, los bonos italianos a diez años, a pesar también de su contención, se mantienen en un 6,4%, mientras que Alemania se cada vez menos atractiva para los inversores en términos de rentabilidad. Caen sus diferenciales y el bono a dos años se coloca en el 0,25%, el de diez lo hace hasta el 1,94%. A Berlín sólo le salva su perfil como valor refugio.