¿Qué esperar del valor que más sube en el año en el Ibex 35?

Banco Sabadell se encuentra inmerso en un proceso de Expediente de Regulación de Empleo (ERE) como han hecho de forma reciente otras entidades como Caixabank, Banco Santander o BBVA. Unicaja, de hecho también está en medio de un ERE tras la fusión por absorción de Liberbank. Un proceso de despidos masivos de trabajadores que está acometiendo toda la banca, con el aplauso de los accionistas e inversores, con el objetivo de ganar eficiencia y en último término mejorar márgenes y rentabilidad. 

En el caso de Banco Sabadell, el proceso de negociación con los sindicatos termina este viernes 15 de octubre y la cifra de despidos que se maneja es de 1.500 personas.

La banca, además, se encuentra en un momento interesante ya que al crecimiento económico se le suma un entorno de inflación que invita a la normalización de la política monetaria, lo que supone un alza de los tipos de interés en un período más cercano que tarde. Esta normalización también llega con repunte de la rentabilidad de los bonos, uno de los activos en los que los bancos más porcentaje de capital tienen invertidos.

Las entidades han capeado, además, la pandemia con grandes provisiones sin grandes problemas en sus ratios de mora, lo que ha supuesto un alivio para las entidades y para el mercado que está premiando con subidas. 

El sector está aumentando su capital hasta tasas récord para volver a repartir dividendos como hacia antes de que comenzara el Covid-19 y el Banco Central Europeo (BCE) se lo prohibiera. El Sabadell quiere abonar su dividendo en 2022, aunque posiblemente no llegue a los 'pay out' -ratio que muestra el porcentaje de los beneficios que una empresa dedica al pago de dividendos- de otras entidades como BBVA, Banco Santander o Bankinter, aunque los analistas lo ven con buenos ojos con el objetivo de seguir reforzando capital. 

Potencial de caídas

Sabadell cayó este miércoles un 7% en el Ibex 35 y lideró las caídas en el selectivo español tras la caída de la rentabilidad del bono español. La entidad es una de las más sensibles ante los movimientos de los bonos como se demostró en la sesión de ayer.

Estrategias de Inversión

Las subidas acumuladas en el año del 91,4% hacen que muchos analistas crean que ha llegado el momento de que sus acciones hagan un alto en el camino y empiecen a 'lateralizar'. Este lunes, los analistas de Morgan Stanley apuntaron en un informe que confían en la gestión del Banco Sabadell pero creen que es hora de hacer una pausa en su rally y calcula un potencial bajista superior al 6%.

Morgan Stanley cree que el trimestre debería generar un rendimiento decente, aunque las expectativas del margen de intereses en Sabadell “son demasiado altas”. Al mismo tiempo, recordó que estas proyecciones de margen no tienen en cuenta las enajenaciones de las carteras de bonos realizadas para financiar la reestructuración.

El consenso de los analistas sitúa su precio objetivo en los 0,61 euros por acción, lo que supone un potencial bajista desde sus precios actuales del 10%. Cuenta con recomendación general de mantener, ya que sólo cuenta con dos recomendaciones de comprar, doce de mantener y seis de vender.

Sin embargo, a nivel técnico el analista José Antonio González apunta que "sin acumulación de excesos o sobrecompra en el MACD, la cotización presentan margen para seguir avanzando con próximo objetivos en la zona comprendida en torno a los 0,9054 / 0,8734 euros por acción". Por indicadores técnicos, la tendencia tanto a corto como a largo plazo es alcista, cuenta con momento positivo y volumen a medio plazo creciente, aunque la volatilidad en sus acciones es también creciente.