Hablamos con Félix Abánades, presidente de Quabit, sobre los objetivos de la empresa y de cómo ha quedado configurado el capital tras la ampliación de 63 millones de euros del pasado mes de mayo que fue cubierta con sobredemanda.

Enhorabuena por cubrir con sobredemanda esta ampliación de capital cuyo objetivo es amortizar deuda y comprar nuevos suelos para construir viviendas, cuénteme un poco como ha ido la ampliación.

Lo primero es que las acciones han empezado a cotizar hoy, hemos conseguido adelantar un par de día los trámites para que cotizasen. La ampliación de capital ha sido muy satisfactoria, tuvimos una demanda de casi el 200% del importe de los 63 millones con lo cual es muy satisfactorio para la compañía.

El objetivo como bien decías fundamentalmente son las nuevas inversiones, la amortización de deudas por el compromiso que tenemos con Sareb, que es nuestro único acreedor a nivel corporativo y, además,  destinaremos el 20% del capital que captemos a la cancelación anticipada de la deuda. Esto es como te digo principalmente las nuevas adquisiciones de suelo, que, junto con la línea de crédito que firmamos con Taconic a finales de marzo, nos ha dado una capacidad de más de 20 millones de inversión en el ejercicio

Julius Baer ya ha comentado el interés que tenía en incrementar su participación desde el 7,3% por encima del 10, ¿Cómo queda configurado el capital tras esta ampliación?

Más o menos nosotros hemos bajado hasta algo por debajo del 22%, el segundo accionista es Julius Baer con el 9,8%,  Cobas sigue siendo el tercer accionista con un 5% y luego ya hay una gran diversificación de inversores que se ha incrementado en esta ampliación de capital, en la que han entrado otros inversores institucionales españoles y todos tienen menos del 3%, pero que suman entre todos casi un 20% del capital social. La mayoría de ellos españoles aunque también hay algún fondo extranjero que ya estaba dentro y alguno nuevo que ha invertido.

¿Qué supone para usted que uno de los grandes inversores value español como es García Paramés de Cobas Asset Management haya comprado y sea el tercer mayor accionista?

Para nosotros es un apoyo y una confianza en la estrategia de la compañía y en el equipo de gestión, pero también un compromiso, porque cuando accionistas tan relevantes apuestan por nosotros no solamente tenemos que ser capaces de llevar a cabo al 100% nuestro plan de negocio, sino mejorarlo en la medida que podamos. Es un compromiso muy serio para nosotros.

Hablando del plan de negocio, la cartera actualmente está en torno a algo más de 1 millón de metros cuadrados, han iniciado obras en 775 viviendas y tienen el objetivo de tener en construcción 1700 viviendas a cierre de año, ¿Qué es lo que están haciendo para alcanzar este objetivo viendo que ahora mismo están en algo menos de la mitad?

En este momento tenemos en construcciones 775 millones. Empezamos entre la semana que viene y la siguiente casi unas 250 viviendas nuevas, y el resto cada mes irán entrando en promociones nuevas en construcción. El objetivo es tener 1700 viviendas en construcción a final de año y para ello algo fundamental es haber vendido al menos el 40%, porque si no, no tienes financiación y no se puede arrancar la obra. Lo primero es comercializar, que por suerte he de decir que va estupendamente, los ritmos de venta son muy buenos y ahora mismo todas las viviendas que tenemos entre comercialización y construcción tenemos vendidas más del 50%.

A nivel de sector se están planteando un objetivo de 150.000 viviendas de obra nueva hasta 2022, ¿Cree que factible llegar a este nivel de viviendas?

Creo que es factible, no es fácil porque el año pasado se han terminado 57.000 viviendas y con crecimientos del 20% anual no llegamos a las 150.000 viviendas para entrega del año 2022. Es decir, que o el sector va más rápido, que es difícil porque mantener crecimientos de más del 20% o 25% no es fácil.  Pero si no se llega al 2022 yo creo que lo que ocurrirá es que el ciclo va a ser más largo, va a durar hasta 2024 estoy convencido por la baja cifra de producción de viviendas que partimos y que ha casi triplicarlo para los posibles objetivos, y eso no se hace en dos o tres años.

De todo el capital que han captado en esta ampliación nos ha indicado que uno de los objetivos era que el dinero fuera destinado a la compra de suelo, viendo que en Madrid hay falta de suelo finalista, ¿Dónde están poniendo su objetivo para comprar el suelo?

Nosotros hemos definidos tres áreas estratégicas principales: el gran Madrid con el corredor de Henares como anexo de Madrid periferia, uno de los objetivos de inversión es en estas zonas, y hemos cerrado recientemente una operación de compra en Cañaveral en una zona en la que estamos mirando algunas otras oportunidades. Hay cosas en Madrid que se pueden comprar con el objetivo que nosotros tenemos que es el de la clase media y trabajadora, entonces todo el sur de Madrid, Alcalá de Henares, Guadalajara etc.

Nuestra principal área es Madrid, la segunda apuesta es la Costa del Sol llegando casi hasta Soto Grande y Málaga como ciudad principal. Luego el resto de municipios como segunda residencia, aunque en algunos de ellos como en Estepona hemos hecho una apuesta y tenemos en estos momentos dos promociones en comercialización, una que vamos a empezar a construir ya porque está vendida casi a un 70% y es todo primera residencia.

Luego estamos apostando y queremos hacer una inversión importante en Valencia y toda la costa de la Comunidad Valenciana, sin olvidarnos de algunas ciudades en las que estamos cómodos como Zaragoza, en la que tenemos una promoción en comercialización con licencia solicitada y esperando para arrancar la obra. Haremos inversiones puntuales en determinados sitios, algo en Cataluña, como decía en Zaragoza y en alguna otra ciudad que veamos relevante

En 2019 usted ha indicado que se hará la vuelta al dividendo en alguna entrevista, ¿Cuánto van a destinar a la retribución de accionistas?

Inicialmente será poco porque será un dividendo a cuenta en el resultado de ese ejercicio a finales del próximo año y como te digo no será una cantidad relevante, esperamos que suponga un 2% al menos del valor de la compañía en bolsa.

Este año vamos a entregar 215 viviendas, al año que viene estaremos entre las 350 y las 950 viviendas de entrega y a finales de año llegaremos a los 2000, entonces cuanto más factures el beneficio se irá disparando, se multiplica.