Superar a las referencias en términos de rentabilidad está bien. Sin embargo, lo más importante es tener un método consistente que seamos capaces de mantener a lo largo del tiempo.

Hace poco escribimos un artículo comentando que la inversión no era cuestión de suerte era cuestión de método, trabajo y esfuerzo (ver “La inversión no es un arte: es metodología y disciplina”). No es un gran descubrimiento, el denominado factor suerte se diluye con el paso del tiempo y solo aquellos que son capaces de confiar y aplicar el método con el que trabajan de forma constante son los que pueden aspirar a obtener un resultado satisfactorio. En este sentido, permítanme que sea algo oportunista, la Cartera de acciones del Ibex 35 ha establecido nuevos máximos históricos.

Ibex 35 con dividendos netos (verde), Ibex 35 (azul) y Cartera acciones Ibex 35 (esc. izqda. en base 100) con evolución de la liquidez (esc. dcha. inferior)

 

Evolución Ibex 35

 

 

La Cartera también se está comportando mejor en términos relativos o frente a las posibles referencias / benchmarks. Lo hace mejor en términos de rentabilidad que es el punto que más titulares suele despertar (la rentabilidad anualizada es del 6,7% frente al 6,3% del Ibex con dividendos y del 2,3% del Ibex 35). Sin embargo, desde nuestro punto de vista, superar al índice en rentabilidad no es lo más destacable pues sabemos que siempre habrá una referencia a batir (hoy en día existen tantos índices bursátiles de gestión pasiva como acciones en mercados cotizados).

Lo más destacable es que la Cartera se adapta a lo que nosotros queremos, es decir, actúa acorde con nuestro método y esto queda reflejado en su comportamiento frente al benchmark. Durante el periodo analizado, el mercado ha experimentado dos caídas superiores a los 30 puntos porcentuales desde máximos recientes (destacado en naranja en el gráfico). En estas fases, los indicadores tendenciales que seguimos se replegaron disminuyendo sus puntuaciones y obligándonos a reducir exposición a mercado, aumentando la liquidez (histograma inferior del gráfico en escala de la derecha).

Puntuaciones en agregado y por categorías otorgadas por nuestros filtros técnicos a las acciones que forman parte del Ibex 35

 

Rentabilidad acciones Ibex35

 

De esta manera, cuando la situación se complica y los precios se giran a la baja comenzamos a adoptar una actitud defensiva y protegemos nuestro capital. Ya lo dijo Warren Buffet: “La primera regla en los mercados es no perder dinero. La segunda regla es no olvidar la primera”.

Sabemos que esta forma de actuar tiene un coste en términos de rentabilidad cuando asistimos a un giro al alza del mercado o nos adentramos en un mercado lateral. Sin embargo, estamos dispuestos a “pagarlo” pues también sabemos que (1) el riesgo disminuye de forma notable (la volatilidad de la Cartera ha sido del 12,4% frente al 21,2% del Ibex 35) y que (2) a largo plazo obtendremos una rentabilidad similar al mercado.

Estamos ante un método que aplicamos en la zona premium de estrategias de inversión y que explicamos con detalle en el Programa práctico de inversión y trading para el particular (ya comienza el periodo de suscripción para la siguiente edición que comienza en octubre 2019).