Carpetazo a un año catastrófico para la compañía propietaria de la Cadena SER o Cuatro. 2011 ha provocado auténticos desvelos entre sus propietarios y accionistas por la necesidad de refinanciar toda su deuda, así como por el consecuente desplome de su cotización. Ahora, con la banca de su lado, los analistas apuestan por entrar en el valor gracias a sus expectativas de revalorización. ¿Quedan aún lejos los 2 euros?

El Grupo PRISA ha alcanzado finalmente un acuerdo con 35 bancos para refinanciar su deuda, según ha comunicado el pasado martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. De manera breve, por este acuerdo el grupo de comunicación logra no sólo respirar, sino aplazar el vencimiento de los préstamos contraídos en 2006 y 2007 hasta 2014 y 2015 –frente a 2013, año de su vencimiento inicial-. Este martes, día en que se dio a conocer el acuerdo, los títulos de la compañía rebotaron un 9,77%, hasta los 0,9550 euros. Hoy vuelve a cotizar en los 0,84 euros.

GRÁFICO PRISA & IBEX 35 ANUAL(FUENTE: INFOBOLSA)













No obstante, PRISA rechazó en su momento una oferta para la compra de Santillana, embrión del que surgió posteriormente todo el grupo de comunicación, por valor de 2.150 millones de euros por parte de la firma de capital riesgo Providence Equity. En aquel momento, el presidente de la comisión ejecutiva y consejero delegado de la compañía, Juan Luis Cebrián, rechazó unos 1.600 millones de euros que era el montante por el que iba a salir la operación dado que PRISA acumula el 75% del capital de Santillana.

Álvaro Blasco, director de Atlas Capital, asegura que la deuda contraída “ha ido lastrando su cotización a lo largo de este último ejercicio, le ha obligado a deshacerse de algunas participaciones que era la joya del grupo y, por lo tanto, la evolución de esas dudas debería permitirle subir un poco.”

Cuando empezaba su año, PRISA podía olerse ya los problemas que se le vendrían encima con una deuda difícil de manejar, hasta 3.540 millones de euros. Nicolás López, jefe de Análisis de M&G Valores, apuesta por “entrar en este valor, aún teniendo en cuenta que puede suponer algún riesgo”. Lo cierto es que su recorrido así lo dice. La compañía abría el año en los 1,48 euros y hoy se coloca en el entorno de los 0,80 euros. Eso sí, el máximo marcado en el mes de abril concede alguna esperanza, los 2,28 euros es la cota a batir de cara a 2012.

Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, amplía la situación más allá y no se conforma con la sola refinanciación de la deuda. En declaraciones a Estrategias de Inversión, el analista asegura que “efectivamente (PRISA) se acaba de refinanciar, pero esto para una empresa es alargar su situación”. Desde el punto de vista técnico, “la resistencia la tenemos en 1 euro donde lleva varias sesiones tanteando. Los soportes en 0,80 y 0,62. En el medio plazo, es importante que supere el 1 para ver un cambio en la tendencia, sino seguirá buscando nuevos mínimos. Sí vemos un aumento del volumen en este año 2011, pero mientras no recupere 1 euro habría que esperar.” El volumen de cotización de la compañía actualmente es de 384.760 millones de euros.

“El Grupo Prisa va a tener un gran componente de explosividad en las próximas semanas”, afirma rotunda Alberto Roldán, director del Departamento de Análisis de Inverseguros, que no duda en ningún momento de que es tiempo de entrar en el valor. “Es una compañía que vale dos euros y si cumple esa refinanciación, el objetivo de reconducir la situación y logra dejar atrás la etapa de los Polanco, va a ser una buena opción.”