El grupo francés de distribución y artículos de lujo PPR, propietario de Gucci y Fnac, registró un beneficio neto de 188,8 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone una caída del 75,7% respecto al mismo periodo de 2008, informó la compañía. La multinacional francesa destacó que el pronunciado retroceso de su resultado está relacionado por los menores atípicos contabilizados respecto al primer semestre del año pasado, cuando se incluyeron las plusvalías derivadas de la venta de YSL Beauté.