El fabricante alemán Porsche y el italiano Maserati han decidido que no participarán en la próxima edición del Salón del Motor de Tokio, que tendrá lugar del 23 de octubre al 4 de noviembre, informó hoy la agencia local Kyodo. Las dos marcas de vehículos de lujo se unieron así a otras como Volkswagen, Mercedes-Benz, BMW o General Motors (GM) en su decisión de no asistir a la que está considerada una de las cinco ferias más importantes de la industria del motor en el mundo. Los organizadores del evento anunciaron en marzo que su 41 edición contará con la mitad de participantes, después de que muchos fabricantes europeos y estadounidenses hayan decidido no acudir por la crisis del sector.