El fabricante de automóviles alemán cerró 2010 duplicando el volumen de ventas hasta los 40.446 vehículos.

Porsche vendió un 57% más desde el 1 de agosto hasta el 31 de diciembre de 2010, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

El consejero delegado del grupo, Matthias Müller, aseguró que "la fuerte subida de las ventas en todas las regiones y en las cuatro series muestra que Porsche va por el buen camino y acierta en el gusto de nuestros clientes". Porsche  fue integrado como décima marca dentro del gigante del automóvil Volkswagen.