El fabricante alemán de automóviles deportivos Porsche estudia acometer nuevos recortes de producción en las próximas vacaciones de Navidad en su planta de Zuffenhausen, donde se fabrica el modelo 911, como consecuencia de la debilidad de la demanda. Porsche, primer accionista de Volkswagen con el 50,76% del capital, tendrá que plantearse mayores recortes de producción si el mercado automovilístico sigue comportándose mal y no se recupera, según fuentes de la compañía. Los eventuales recortes de producción por parte de la firma alemana no afectarían a la planta de Leipzig, que produce el todoterreno Cayenne y que está en plena fase de lanzamiento del modelo Panamera.