El fabricante alemán de automóviles deportivos Porsche celebra su 60 aniversario con el compromiso de seguir siendo una compañía independiente y de garantizar asimismo la independencia de Volkswagen, en la que controla el 31% de las acciones y en la que tiene previsto incrementar su participación por encima del 50% este año. "Porsche seguirá siendo Porsche en el futuro, igual que Volkswagen seguirá siendo Volkswagen. Esta es la receta del éxito", manifestó en un comunicado el presidente de la firma de Stuttgart, Wendelin Wiedeking. Ambas empresas han mantenido acuerdos en temas de desarrollo y producción a lo largo de décadas.