El fabricante alemán de vehículos deportivos Porsche subió la facturación en los cuatro primeros meses de su actual año fiscal, iniciado el 1 de agosto, un 14,7%, hasta 2.360 millones de euros (3.492 millones de dólares), frente al año anterior. Según cifras provisionales que Porsche publicó hoy en la presentación de los resultados del pasado año fiscal 2006/07, las ventas mejoraron entre agosto y noviembre de este año, un 18,4%, hasta 30.700 unidades por la demanda del Cayenne. Las entregas del Cayenne se incrementaron en los cuatro primeros meses del actual ejercicio hasta 13.400 unidades, un 76% más que en el mismo periodo del año anterior. Al mismo tiempo, las ventas del Elfer subieron un 3%, hasta 10.800 vehículos y las de la serie Boxster lo hicieron un 17%, hasta 6.500 automóviles.