Durante el primer trimestre del año Banco Popular obtuvo un beneficio neto de 100 millones de euros, lo que supone un descenso del 46% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, tras realizar el 60% de las provisiones exigidas para protegerse de su exposición al 'ladrillo'.


Banco Popular ha confirmado que provisionará el importe total exigido durante este año, en lugar de llevarlo a cabo en dos años, una opción derivada de la adquisición de Banco Pastor.

El presidente de Banco Popular, Angel Ron, ha destacado que los resultados demuestran, un trimestre más, su elevada capacidad de generar ingresos recurrentes en un entorno "muy complicado" para el sector.

La tasa de mora continúa por debajo de la media del sector financiero, al situarse en 6,03% (6,35% consolidada con Pastor), frente al 5,44% de un año antes y al 8,16% del sistema financiero español en febrero.