La banca española es el segundo sistema financiero más eficiente de Europa, sólo por detrás de Islandia, que se ha convertido en el "líder absoluto" del continente, según indica el último informe sobre la eficiencia en el sector bancario en Europa elaborado por Arthur D. Little. El puesto de banco más eficiente de Europa, en cambio, ha recaído en el español Banco Popular, que cerró el tercer trimestre de 2007 con un ratio de eficiencia del 30,48%. En la clasificación de los diez mejores y además del banco que preside Angel Ron, aparecen BBVA y Caja Madrid, que se colocan como séptima y décima mejor entidad, respectivamente. Santander se ha situado en el puesto número veinte y Banco Sabadell en el veintidós. España y Reino Unido suman un ratio de eficiencia --que mide el porcentaje de ingresos que consumen los gastos-- del 50,5%, mientras que Islandia se desmarca significativamente, con un 41,5%. Suecia, Noruega, Finlandia y Dinamarca quedan clasificados por encima de la media europea en términos de eficiencia de costes, mientras que Italia, Bélgica, Portugal, Austria, Suiza, Francia, Holanda y Alemania no la alcanzan.