Polaris World ha alcanzado un acuerdo con entidades financieras sobre la deuda de unos 100 millones de euros que soportan quince sociedades filiales, lo que le permitira evitar así el concurso de acreedores. La compañía informó hoy de que el acuerdo al que ha llegado implica la venta de activos a los bancos, reforzando de esta forma su situación de liquidez "en un contexto de crisis económica generalizada como el actual".
Con esta operación, Polaris World culmina su proceso de restructuración financiera. La compañía destacó que ello le permitirá "salir fortalecida" y afrontar "con garantías de éxito" los próximos años, tanto en su vertiente de promoción y gestión inmobiliaria, como en la de servicios turísticos, deportivos y de restauración, y en la fabricación y venta de mobiliario.

En un comunicado, la empresa expresó su agradecimiento a la confianza mostrada por el grupo de entidades financieras con el que ha estado negociando.

Polaris World tenía de plazo hasta ayer para conseguir un convenio con la banca, según lo establecido por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Murcia cuando en diciembre la empresa reconoció su insolvencia y solicitó acogerse al proceso preconcursal que permite la nueva Ley Concursal.

La ley habilita un periodo de cuatro meses para que las empresas en estado de insolvencia puedan negociar con sus acreedores un convenio de plazos y condiciones de pago antes de recurrir a la antigua suspensión de pagos.

Desde la aprobación de la nueva ley, empresas como Nozar y Ploder solicitaron y abordaron ya esta fase preconcursal, si bien ambas están actualmente en proceso de concurso de acreedores.

En el caso de Polaris World, las negociaciones con la banca han afectado a alrededor de la mitad de las sociedades filiales del grupo de turismo residencial, que, en total, emplea a unos 700 trabajadores.

Entre las principales entidades acreedoras de estas compañías figuran Bancaja, la CAM, Banco Popular y Caja Murcia, según fuentes del proceso.

La insolvencia afecta a sociedades titulares de cuatro urbanizaciones de la firma (los 'resorts Valle Golf y Alhama Golf, y las haciendas Riquelme y Vede), de dos hoteles (Mar Menor Golf y La Torre), del centro comercial El Oasis de Alhama, y de la división de desarrollo del grupo, entre otros negocios.

En concreto, las firmas del grupo en estado de insolvencia son El Valle Golf Resort, Polaris World Sports Centre, Polaris Desarrollo, Hacienda Riquelme, Polaris World Development, Polaris World Alquiler de Maquinaria Industrial, Polaris World Hormigones, Polaris World Real Estate, Hacienda Verde, Nicklaus Golf Trail, Mar Menor Golf Hotel, La Torre Polaris Hotel, Centro Comercial El Oasis de Alhama, Oasis Polaris Ciudad, y Alhama Golf Resort.