Las negociaciones sobre una posible fusión de Iberdrola y Gas Natural, una operación que podría impedir una eventual aproximación de Electricite de France, se han estancado, según fuentes familiarizadas con la situación. Los contactos para crear la mayor compañía energética de España, con un valor combinado de mercado de cerca de EUR63.000 millones (US$100.000 millones), están estancadas debido a desacuerdos sobre el perfil futuro de la compañía resultante de la fusión, agregaron estas fuentes. El acuerdo propuesto entre Iberdrola, la mayor empresa eléctrica del país por valor de mercado, y Gas Natural, el principal distribuidor de gas natural de España, ya ha recibido el visto bueno informal del gobierno español y los principales accionistas de ambas empresas, dijo una de estas fuentes. El plan potencial incluye una operación en acciones que dejaría a los accionistas de control de Gas Natural -la caja de ahorros La Caixa y la petrolera hispano-argentina Repsol YPF SA (REP)- como principales accionistas de Iberdrola, con cerca de un tercio de la empresa resultante de la fusión. Ambos grupos apoyarían a Ignacio Galán para seguir como presidente de Iberdrola, dijeron las personas familiarizadas con la situación.