El diputado del Partido Popular, Manuel Pizarro, aseguró hoy que las fusiones entre cajas, debido a la situación de crisis, "no son solución a nada, porque cuando alguien se junta con otro que tiene más problemas que uno, al final se multiplican los problemas", aunque admitió que "pueden ser un elemento de dinamización, sin lugar a dudas". En declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de participar en un almuerzo-coloquio organizado por la Asociación de ex concejales democráticos de Zaragoza, en el Hotel Boston de la capital, Pizarro consideró que ante los problemas del sistema financiero "lo que hace falta es encarar bien el futuro", de modo que "el que se quiera casar con otro, mediante una fusión, se puede casar, pero no por motivos de que vaya mal". En este sentido, insistió en que "las fusiones por sí mismas no resuelven nada", porque "son soluciones para el que quiere crecer y hacerlo mejor, pero buscar en una fusión una especie de saneamiento encubierto sirve para muy poco", aseveró.