La economía de los países del euro cayó el 2,5% en el primer trimestre de 2009, mientras que en el conjunto de la UE el desplome fue del 2,4%. Estas bajadas, confirmadas hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, son las más acusadas desde el comienzo de los registros, en 1995. En comparación con los tres primeros meses de 2008, la contracción del PIB fue del 4,8% en el área de la moneda única y del 4,5% en los Veintisiete, también las tasas más negativas de la serie histórica. En España, la economía retrocedió el 1,9% en relación al último trimestre de 2008 y el 3% en los últimos doce meses.