El petróleo registró una nueva máxima histórica de 88,75 dólares por barril en Nueva York tras conocerse que el Parlamento turco aprobó en Ankara las incursiones militares en el norte Irak contra los kurdos en el caso de que fueran necesarias.