La petrolera Petrochina está preparando su estreno bursátil en Shangai, con el que espera colocar acciones por un máximo de 5.700 millones de dólares. La noticia ha disparado su capitalización bursátil en la Bolsa de Hong Kong hasta los 273.000 millones de dólares. Este valor de mercado convierte a Petrochina en la segunda compañía del sector, sólo por detrás de la estadounidense ExxonMobil.