La petrolera brasileña Petrobras ha anunciado el descubrimiento de una nueva "acumulación de petróleo" a grandes profundidades en la cuenca marítima de Santos, la misma zona donde el año pasado declaró la existencia de una promisoria provincia de hidrocarburos. Según explica la empresa estatal en un comunicado, el nuevo yacimiento fue identificado en el bloque BM-S-8, que opera en consorcio con la anglo holandesa Shell (20%) y la portuguesa Galp Energía (14%).