El grupo SAS registró unas pérdidas de 2.218 millones de coronas suecas (unos 252 millones de euros) al cierre de 2010, lo que supone un recorte del 24,7% con respecto al desplome del ejercicio anterior, cuando sus ‘números rojos’ ascendieron a 335 millones de euros.
La aerolínea atribuye este descenso en las pérdidas a una mayor eficiencia recortando sus costes unitarios un 8%. En cuanto a costes, la compañía tuvo que hacer frente durante 2010 a cargas por valor de 79,5 millones de euros por el impacto de la nube volcánica.
 
Asimismo, cayó un 9,3% su cifra de negocio anual respecto al año anterior, situándose en 40.723 millones de coronas suecas (4.632 millones de euros); mientras que aumentó un 46% el beneficio antes de intereses, impuestos, amortizaciones y alquileres de flota (EBITDAR), hasta los 3.837 millones de coronas suecas (436 millones de euros).
 
De cara al actual trimestre, SAS prevé seguir registrando pérdidas, situación que espera invertir  al cierre del ejercicio.