Son compañías que a menudo están asociadas a volatilidad, márgenes estrechos e inestabilidad en el mercado. Y, sin embargo, son acciones capaces de generar altos beneficios en un corto espacio de tiempo. Beneficios como el que ha llevado de los fondos de inversión – que invierten estas compañías- a ocupar los primeros puestos por rentabilidad en el año.
Sólo por la gran cantidad de compañías de mediana y pequeña capitalización que existen, ya se incrementan las posibilidades de encontrar envides que combinan crecimiento, valoración atractiva y liderazgo en su negocio. Y eso es lo que han buscado los fondos de inversión que invierten en esta categoría para alzarse como los más rentables en el año. Fondos como el BNY Mellon Small Cap Euroland – ofrece más del 13% de revalorización en el año- que tratan de invertir “en acciones que tengan una buena valoración y donde los fundamentales están mejorando frente a las expectativas”, reconoce su gestor, Mark Bogar. Según este experto, la clave está en encontrar aquellos títulos que el mercado infravalora, sin tener en cuenta sus previsiones, y tomar posiciones aprovechándose de ello.

Compañías que además “tengan una capitalización bursátil inferior a 5.000 millones de euros – que representa un universo de más de 2.000 acciones en las que tenemos un enfoque activo de selección de valores”, advierte Eric Biassette, gestor de Generali Small and Mid Cap Euro Equities. Un fondo compuesto por alrededor de 85 compañías “con una capitalización que ronda los 1.500 millones aproximadamente”.

A la hora de pensar en el futuro que espera a este tipo de compañías, los gestores reconocen que deberían seguir evolucionando bien en los próximos. Desde Groupama dan varias razones: ofrecen un mayor crecimiento en resultados que las compañías de gran capitalización, son los principales beneficiarios de la actividad de fusiones y adquisiciones (el 90% de las transacciones se realizan en el universo Small&Mid Caps) y tienen una alta exposición a sectores que son impulsados por el crecimiento de las economías emergentes a través de valores industriales y de materias primas.

Los gestores lo tienen claro: consumo y consumo discrecional son los sectores sobreponderados en las carteras. Compañías con un fuerte trayectoria “en términos de dirección, estrategia y crecimiento, una baja exposición a la economía global y un modelo de negocio sólido que nosotros entendamos bien”, reconoce Biassette. Un sector que también tiene una representación significativa en la cartera del fondo Groupama Avenir Euro. Y no sólo éste. Alain Caffort, gestor del fondo reconoce que “las empresas small and mid cap suelen posicionarse a menudo en segmentos de nicho de mercado en el que las dinámicas son a veces muy diferentes de las grandes empresas de su sector”. Sin embargo, la fuerte presencia en este universo “de valores industriales exportadores nos hace tener una ponderación significativa”.

Es este sector en el que más hincapié hace el gestor de BNY Mellon, con todo lo que incluye. El sector automovilístico europeo “se ha recuperado más rápidamente de lo esperado después de la recesión mundial”. Mark Bogar reconoce que la debilidad de la Zona Euro ha ayudado a las automovilísticas europeas en un entorno en que la demanda doméstica ha evolucionado mejor de lo esperado. Algo que se ha visto favorecido por los recortes de costes “que han mejorado el beneficio de las compañías y esto debería continuar en el futuro”. Este experto incluye el sector químico europeo “como un sector que está más consolidado/racionalizado”.

A por industriales….

Con todos estos criterios, no es de extrañar que compañías como Ipsos (Francia) o GFK (Alemnia) sean dos de las mayores posiciones del fondo de Generali. Rayanir “ofrece tarifas bajas con un concepto exitoso o Teleperformance, líder en el negocio de callcenter son algunas de nuestras mayores convicciones”. Un fondo que además cuenta con “el líder en importación y distribución del automóvil y medicina en África, CFAO”. Y es que los países emergentes siguen siendo factor de estímulo “en combinación con los elevados flujos de caja de las empresas y valoraciones atractivas, mientras se está desencadenando un resurgimiento en la actividad de las fusiones y adquisiciones”, advierte Aylin Uckunkaya, gestora de Pictet Funds Small Cap Europe. Al tener una exposición significativa en emergentes, desde Groupama seleccionan compañías como SEB, fabricante de electrodomésticos; Prosegur, dedicada a la seguridad o Andritz, encargada de la fabricación de las turbinas hidroeléctricas. Pero más allá de la exposición geográfica “nos encantan las compañías líderes en nichos de mercado de crecimiento, como Gemalto con las tarjetas de chips de seguridad o D´ieteren, en la reparación de lunas de coches (con marcas como Carglass en su grupo)”, reconoce Caffort.

La gestora de Pictet además destaca la posición de Kuoni en su fondo “con resultados prometedores y primeros signos positivos tras una reestructuración en 2009”, el mismo caso que presenta Hochschild “beneficiada del aumento de vida de sus activos y fuertes alzas en los precios de los metales preciosos”. Esta gestora además reconoce haber comprado Vossloh en Alemania “líder mundial de alta velocidad ferroviaria con valoraciones muy atractivas” y vendido Vicat “cuyas expectactivas de recuperación para 2011 eran demasiado optimistas”.

…dejando de lado financieras e inmobiliarias

Porque en las carteras también hay lugar para infraponderar títulos. Sector financiero, de salud e inmobiliario son los que menos representación tienen en las mismas. La crisis financiera global ha reducido el precio en el sector inmobiliario. “Ya sea comercial o residencial, muchas compañías del sector tuvieron un apalancamiento excesivo con la crisis. El incremento de la deuda en la industria ha impedido la rápida recuperación de los precios, todo ello sumado al hecho de que los elevados costes de financiación que tienen que asumir muchas compañías, con el consiguiente aumento de la deuda que ello conlleva”, advierte Mark Bogar.

Son valores tradicionalmente fuertes en un escenario de recuperación económica. Compañías que están volviendo a crecimientos orgánicos en sus ventas y que están implementando una estrategia de crecimiento activo externo para acelerar su propio desarrollo. Empresas que tienen todavía “precios de mercado muy bajos, camino abierto a una significativa expansión en los próximos años - en términos de ventas y beneficios”, reconoce el gestor del Generali Small and Mid Cap Euro Equities.

Siga leyendo en la Revista Estrategias de Inversión