La mayor economía del mundo tiene en sus manos un nuevo balón de oxígeno. Tanto el PIB del segundo trimestre del año como el paro semanal fueron mejor de lo previsto.
Tras conocerse estas dos referencias macroeconómicas, los futuros del S&P 500 aceleran sus subidas por encima del punto porcentual, mientras que la renta variable española y europea pasa de subir un 0,5% a superar el 1,5% de avances.

Estados Unidos creció más de lo estimado en el segundo trimestre del año, pese a que todo apuntaba a una recesión. El IPC de la mayor economía del mundo aumentó un 1,3% en el segundo trimestre del año, una décima más de lo previsto, y tres más del 1,3% que se publicó con anterioridad.

Este crecimiento se debió, fundamentalmente, al aumento de las exportaciones y al recorte de los gastos en el sector servicios.

El paro cae a niveles de abril

La otra referencia del día ha sido el paro semanal de Estados Unidos, que se redujo más de lo esperado por el mercado durante la semana terminada el pasado 24 de septiembre.

Las peticiones iniciales de subsidio por desempleo se redujeron en 37.000, hasta las 391.000, el mejor dato desde el pasado mes de abril, según el Departamento de Trabajo estadounidense.

Los expertos consultados por Bloomberg esperaban una reducción del paro hasta las 420.000 solicitudes, desde las 428.000 de la semana previa. Esta merma también está asociada a un calendario atípico asociado a factores estacionales.