Francia ha pedido al Fondo Monetario Internacional que estudie la utilización de los "beneficios excepcionales" del negocio del petróleo para desarrollar las energías renovables, indicó el portavoz de su Gobierno, Laurent Wauquiez. La demanda la hizo el presidente francés, Nicolas Sarkozy, al director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, explicó Wauquiez en la sesión de control al Ejecutivo en el Senado. El portavoz francés indicó que su país también ha solicitado a la Unión Europea el establecimiento de un balance de las reservas de petróleo para "luchar contra las prácticas especulativas".