¿Qué hay detrás de un Ibex 35  por debajo del nivel al que comenzó 2013? Dos motivos fundamentales -y sus consecuentes derivados-: de un lado, los futuros de Wall Street vienen en rojo despúes de un decepcionante discurso del Banco de Japón; y de otro, el ojo que media Europa tiene puesto sobre el Tribunal Constitucional alemán y la sentencia que dará a conocer hoy sobre la validez del rescate financiero aprobado por Bruselas. ¿Y el resultado? El IBEX 35 está al borde de perder los 8.000 puntos. 
 
¿Cuál es la explicación? Este mismo lunes observábamos cómo los bonos del Tesoro estadounidense se disparaban más de un 4%. No es de extrañar, por tanto, que hoy ya coticen en el 2,21% de rentabilidad exigida. Desde Serenity Markets apuntan a una razón muy sencilla que por efecto contagio afecta a toda la economía estadounidense. "Una subida de las rentabilidades, hace subir también las hipotecas y eso frena el mercado, así que es normal que veamos que, por ejemplo, el índice inmobiliario de Filadelfia esté dañado o que las refinanciaciones hayan caído drásticamente en los últimos tiempos". 

El consumo es la clave en Estados Unidos, pero ¿cómo vienen los futuros? Teñidos en rojo ante la importante decepción que ha supuesto el Banco de Japón. 

La otra razón es la ya conocida y archirrepetida por toda Europa: el Tribunal Constitucional germano dará a conocer este martes su decisión sobre el sistema de rescates aprobado en el seno de la Unión Europea. Pese a todo, el Gobierno alemán ya ha mostrado nuevamente esta mañana su apoyo a la zona euro. 

En todo caso, no es precisamente el Dax Xetra germano el selectivo que más cae. Mientras el desplome de Fráncfort alcanza el 1,85 hasta los 8.154 puntos, el Ibex 35 sufre dejándose por el camino más del 2,3% al borde de perder el nivel de los 8.000 puntos, al igual que lo hace la otra gran periférica, la Bolsa de Milán con un recorte del 2% también. 

El selectivo retrocede un 2,61% desde que comenzara el año allá por encima de los 8.400 puntos




Los grandes se desploman

Los expertos están advirtiendo ya que valores como BBVA se encuentran en serio peligro para los alcistas pues parece querer atacar ya la media de 200 sesiones después de haberse dejado por el camino en el cierre del lunes el soporte de los 7 euros. El Banco Santander se deja un 3,2% en los 5,23 euros por acción, mientras que la caída es del 3% en el caso de BBVA que mira ya  los 6,73 euros. (Ver: Santander. Adiós al soporte)

Inditex está perdiendo un 2,8% y la gran preocupación es que ha retrocedido por debajo de la cota de los 98 euros donde muchas casas de análisis recomiendan empezar a reducir posiciones. 

El mayor batacazo es para el Banco Popular con unas pérdidas del 4,29% y a nada de desprenderse del nivel de los 60 céntimos. 

Telefónica, con caídas del 1,84%, se descuelga hasta los 10,13 euros. Y tan sólo Amadeus permanece en verde. 


Mercado de deuda
Y consecuencia directa de tales caídas de las bolsas es la subida de las primas de riesgo. El riesgo país español rebota un 3%, 9 puntos básicos arriba, que le devuelven al nivel ya 'olvidado' de los 307 puntos básicos. La italiana escala otros 6 puntos básicos  hasta los 277 pb. 

El bono español a diez años mantiene eso sí la rentabilidad exigida en el 4,6%. 

El bono galo a diez años escala, por cierto, por encima ya del 2%, hasta el 2,19%.