Los contratos de futuros sobre el oro reanudaron su escalada a niveles récord debido a que los comentario de la Reserva Federal pusieron al dólar bajo presión, y los inversionistas compraban el metal como una alternativa a la moneda estadounidense. En negociaciones recientes, los contratos del oro de referencia para entrega en diciembre subían 22,70 dólares a 1.169,50 dólares la onza, después de alcanzar un récord para un contrato más activo de 1.171 dólares en la división Comex de la New York Mercantile Exchange.