La operadora de telefonía móvil de FranceTelecom ha anunciado que reducirá su plantilla en Reino Unido en 450 personas, como parte de un plan de reestructuración. Por otra parte, creará "500 nuevos empleos para el servicio directa del cliente" a finales de año. El objetivo de esta medida es "reforzar la atención al cliente, remover los puestos duplicados y mejorar la eficiencia", ha asegurado la compañía en un comunicado.