La Organización de Países Exportadores de Petróleo dijo el martes que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo seguirá cayendo este año a medida que aumenta el desempleo en los países miembros de la OPEP y la confianza del consumidor sigue penalizada. Sin embargo, cree que la demanda podría entrar en terreno positivo en 2010, alcanzando 84,3 millones de barriles diarios.
En su informe de julio, la OPEP señala que tras dos años consecutivos de caída, la demanda mundial podría registrar el año que viene un moderado incremento de 500.000 barriles diarios.

Este comunicado se produce después de que la OPEP dijera en su informe mensual de junio que lo peor podría haber pasado para el mercado del petróleo y de que mejorara ligeramente sus previsiones de demanda para el tercer trimestre.

Sin embargo, la OPEP dijo que la actual incertidumbre del mercado del petróleo seguirá generando dudas en 2010.

Los precios del crudo han caído por debajo de US$60 el barril por primer vez desde enero y la Agencia Internacional de la Energía dijo la semana pasada que espera que la demanda caiga un 2,9%, o 2,5 millones de barriles diarios, en 2009 respecto al año anterior.

Según la AIE, el consumo de petróleo aumentará un 1,7% el año que viene hasta 85,2 millones de barriles diarios, aunque seguirá siendo negativo este año, mientras que la demanda de la OPEP se limitará a 83,8 millones de barriles diarios este año.

La cesta de referencia de la OPEP bajó a US$59,66 por barril el 13 de julio tras repuntar cerca del 20% hasta 68,36 dólares el barril en junio.