El beneficio neto de Ono se situó en los 30,99 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 9,8% respecto al mismo periodo de 2010, informó este martes la compañía.

Los ingresos de la operadora en los citados seis meses disminuyeron un 1,1%, hasta los 733 millones de euros. No obstante, en el segundo trimestre la cifra de negocio se mantuvo estable en los 368 millones de euros.

La firma presidida por José María Castellano señaló que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) creció un 4% en el primer semestre, hasta los 366 millones de euros, y un 6% en el segundo trimestre, hasta los 187 millones de euros.