La OCDE ha rebajado sus previsiones de crecimiento para 2007 en EE.UU. del 2,1 al 1,9% y para la Eurozona del 2,7 al 2,6%. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) mantiene su previsión de crecimiento para Japón en el 2,4% y ha elevado la de Reino Unido al 3,1% desde el 2,7%, en su informe sobre las perspectivas económicas de primavera. El economista jefe de la OCDE, Jean-Philippe Cotis, ha señalado que las turbulencias han ocurrido en un momento en el que la economía mundial tenía un sólido crecimiento, así que las rebaja de previsiones de crecimiento son modestas, pese a que los riesgos a la baja de la previsión mundial han aumentado.