El presidente estadounidense Barack Obama ha reconocido este miércoles en Londres, ante el primer ministro británico Gordon Brown, la responsabilidad de EEUU en la crisis económica mundial. Obama, que se ha reunido con el premier británico, ha llamado además al G20 a "concentrarse en los puntos en común, y no en las divergencias", en una conferencia de prensa el martes en Londres con el primer ministro británico. "Estimo que hay bastantes convergencias" entre los países, agregó Obama, que llegó el martes a Londres para participar en la cumbre del G20, el jueves. Las negociaciones entre los líderes del G20 "van a ser difíciles", afirmó por su parte el primer ministro británico.